Truca al 938 787 638 | info@institutbadal.com | Carrer Mossèn Serapi Ferrer, 50, Manresa

LIFTING DE CEJAS

Es frecuente que pacientes que consultan por cirugía cosmética de párpados superiores presenten también una caída (o ptosis) de la ceja. La ptosis de las cejas suele ser más llamativa en la parte externa de las cejas, ya que a este nivel tienen menos soporte muscular. Las cejas caídas hacen que haya un exceso de piel aún mayor sobre los párpados superiores. Los pacientes suelen atribuir este exceso de piel sólo a los párpados, pero al elevar la ceja a una posición más natural este aparente exceso de piel desaparece.

¿Por qué ocurre la caída de las cejas?

La caída de las cejas suele aparecer a partir de los 40 – 50 años y se debe al debilitamiento de los ligamentos suspensores de las mismas. Para contrarrestar esta caída, muchos pacientes realizan una contracción involuntaria del músculo frontal de la frente, que eleva las cejas. Esto da lugar a la aparición de las arrugas horizontales de la frente.

Intervención y post-operatorio

El lifting de cejas endoscópico o lifting frontal se realiza de forma ambulatoria bajo anestesia local y sedación. Consiste en hacer 4 ó 5 pequeños cortes en el cuero cabelludo a través de los cuales, con ayuda de una cámara (endoscopio), se liberan los tejidos de sostén de la frente y de las cejas. Una vez se han liberado todos estos ligamentos, las cejas y la frente pueden ‘recolocarse’ al nivel deseado. Ésto se consigue mediante unos pequeños implantes fijadores que se disuelven en un plazo de 3 a 6 meses y no son visibles. Esta cirugía consigue devolver las cejas a una posición más natural y juvenil, a la vez que mejora muy significativamente las arrugas de la frente y del entrecejo. Al realizarse por pequeñas incisiones en el cuero cabelludo, no hay cicatriz visible. En muchas ocasiones la realizamos conjuntamente con una blefaroplastia.

Tras la intervención los ojos estarán destapados y el paciente llevará un vendaje alrededor de la frente que él mismo retirará al día siguiente. Es normal encontrar hinchazón y en ocasiones pequeños hematomas tras la intervención, sobre todo durante la primera semana. Es importante evitar esfuerzos físicos durante una semana y aplicar frío local varias veces al día durante los tres primeros días.